Mierda de artista

El artista ante la sociedad y el mercado.

El título de este artículo se refiere a una mordaz crítica del mercado del arte realizada por el artista conceptual Piero Manzoni, con la que demostró que la simple firma de un artista con renombre produce incrementos irracionales en la cotización de la obra.  Fueron noventa las latas cilíndricas de metal las que se vendieron al poco de exponerse en la Galleria Pescetto, de Albissola Marina, al norte de Italia, y que aún contienen, según la etiqueta firmada por el autor, Mierda de artista. Contenido neto: 30 gramos. Conservada al natural. Producida y envasada en mayo de 1961. Y no creas que fueron baratas, salieron a la venta al mismo valor que entonces tenían treinta gramos de oro, y hoy en día su precio alcanza cifras de cuatro y cinco dígitos en euros, en las pocas ocasiones en que alguna de ellas sale a la venta o a subasta. Pasados más de treinta años de la muerte del autor, continúan las especulaciones acerca del contenido de las famosas latas, ya que se sigue ignorando si realmente se trata de heces humanas o no, ya que con el precio que tienen ningún propietario osaría destrozar la obra de arte, y además en ningún sitio se determina que el artista cagón sea una persona.

Todo un conflicto que puedes seguir leyendo si pulsas aquí

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)