El pintor que surgió del graffiti

Tony Curanaj

Tony es un artista joven que viene del mundo del graffity, en el que llegó a tener una gran influencia y ser muy conocido con el nombre de ‘SUB’, el jefe del grupo ‘DF’. De esta época queda una sólida formación técnica (aunque no lo parezca, para hacer graffity callejero hay que tenerla) y un afán enorme por crear imágenes perfectas con detalles sorprendentes. Pero si hoy no le seguimos viendo correr delante de la policía de su ciudad, Nueva York, es básicamente por un excelente trabajo de formación para entrar a trabajar en la factoría Disney como diseñador jefe y pintor, que son los encargados de hacer los fondos en las películas de animación y 3D.

Tony Curanaj nació en 1973 y se crió en Brooklyn. Es un pintor dinámico y muy versátil, con múltiples talentos, que estudió en la Escuela de Artes Visuales, en la Academia Nacional de Diseño y en el prestigioso Water Street Atelier.

Aunque su enfoque siempre fue hacia la pintura clásica, Tony empezó su carrera en las bellas artes como un innovador . En 1990, se reunió con Jacob Collins y se convirtió en un miembro de El Atelier Water Street, una institución fundada en los ideales de realismo académico, y fue allí donde  sus estudios se hicieron muy serios y perfeccionó sus habilidades hasta llevarle a ser uno de los pintores más cotizados de la actualidad en la Gran Manzana.

En Europa Tony también es un pintor muy apreciado, pues encaja perfectamente en las corrientes más novedosas del realismo centrouropeo, y su obra figura en varios de los más importantes museos del viejo continente. Los críticos destacan la frescura de su mensaje y las continuas referencias que hace de los pintores que le han influido. En los obras que os mostramos podemos encontrar auténticos homenajes a autores como Eduard Hooper (ese vagón de tren varado) o a Norman Rockwell, por citar solo algunos de los más evidentes.

Las pinturas de Curanaj están planteadas de manera muy equilibrada. Su paleta se compone de colores primarios ricos y vibrantes equilibrados con tonos tierra. Los temas que elige para representar son magistralmente ejecutados y previamente muy estudiados: Igual ejecuta, de color rojo intenso, una naturaleza muerta con objetos de diferentes texturas, que plasma objetos solos pegados en una pared blanca sin ninguna dificultad; lo mismo retratos de academia que paisajes de la campiña francesa, por nombrar algunos. En cada obra, Curanaj muestra su maestría en la descripción de los detalles más pequeños y esto es algo solo reservado a los que están llamados a ser grandes maestros.

Curanaj Actualmente es profesor de pintura y dibujo en la Academia  Grand Central en Nueva York. Sus obras en la actualidad cotizan entre los 4000 y los 50.000 euros.

Su sitio web:

www.tonycuranaj.com/

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
El pintor que surgió del graffiti, 8.0 out of 10 based on 1 rating